¿Afonía o Disfonía? Sabes ¿cuál es la diferencia?

Hasta hace poco yo también llamaba afonía a eso que le ocurría a mi voz cuando me enfermaba de la garganta o me resfriaba, fue gracias a un libro que descubrí, que hay una gran diferencia entre estar afónico(a) o disfónico(a) y aquí te lo voy a contar.

La mayoría de las personas nos referimos a afonía cuando nuestra voz no se escucha bien, o se escucha rasposa o con subidas y bajadas de volumen, pero si observamos con atención la palabra encontraremos la respuesta.

A – fonía: Hay que observar el prefijo con atención y  entenderemos que “afonía” se refiere a la «privación o perdida de la voz», mientras que “dis-fonía”: se refiere a la «dificultad de la fonación» (algunas veces sinónimo de ronquera).

Las afonías son poco frecuentes, mientras que las disfonías se presentan por diferentes razones.

¿Cómo saber que tienes disfonía?

Tu voz tiene más ruidos que componentes armónicos.

Los ruidos de tu voz son producidos con turbulencias de aire, lo que muchos llamamos tener gallos en la garganta.

Debilidad o poca fuerza en la voz.

¿Por qué ocurre una disfonía?

Ocurren por diferentes razones, lo mejor es que seas diagnosticado por un especialista:

1.-Resfriado o enfermedad de las vías respiratorias.

2.- Exigencia vocal: Algunas veces exigimos demasiado a nuestra voz o la maltratamos, como el caso de algunos profesores o maestros que debido a su trabajo se exigen de más y pueden provocar edemas.

3.-Hormonal: La mayoría de las mujeres viven de este leve cambio en la voz debido al ciclo menstrual porque se ha comprobado que la mucosa sufre un engrosamiento, esto genera congestión en los repliegues vocales y se pierde intensidad vocal.

4.- Sobre carga de tensión en las cuerdas vocales o lo contrario, porque los repliegues vocales están flácidos.

5.- La edad, tomar medicamentos que estén irritándote, por el clima, por la alimentación que genera mucosidad como lácteos o harinas, alergías, etc.

¿Cómo curar la Disfonía y la Afonía?

Sobra decir que si la dosfonía no se ha provocado por una noche loca de gritos o por culpa de las hormonas entonces lo ideal es acudir a un especialista foniatra o laríngólogo ya que es el único capacitado para ayudarte a recuperar y fortalecer tu voz para tenerla en optimas condiciones.

Aquí lo más importante es que sepas detectar a tiempo que tu voz está cambiando, para que sea mucho más sencillo corregir el problema, si notas un ruido extraño en tu voz, poca fuerza en ella o has tenido que forzar la voz por alguna razón, pon en práctica estos consejos:

  • Deja descansar la voz, no la fuerces, tampoco hables susurrando porque eso también lastima las cuerdas.
  • Inhala de una vaporera agua caliente con tomillo (esto sólo aplica para los que no son alérgicos al tomillo)
  • Has gárgaras suaves con agua con tomillo.
  • Practica ejercicios de vocalización para que recuperes la fuerza en tus cuerdas vocales

Estos consejos sólo te serán útiles si tu disfonía es provocada por un evento puntual si en un par de días no notas mejoría, ya sabes que debes consultar con un especialista.

Una visita al foniatra a cualquier edad me parece muy importante para mantener en excelente estado nuestra salud vocal.

Ahora bien si la disfonía es causada por las hormonas o porque estás resfriado, lo ideal es tenerse mucha paciencia y apapacharse mucho, eso significa tratarse con amor.

Recuerda que no podemos separar todo lo que somos de la voz. La voz es muy especial e importante en nuestras vidas, merece un buen trato, hay que cuidarla!

Empieza con algo de higiene vocal, si te interesa el tema de como cuidar tu voz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, te puedo ayudar